.



Mascostas Pontencialmente Peligrosas - Ley 4078 - C.A.B.A.

LEY N.° 4078

Buenos Aires, 1° de diciembre de 2011
La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
sanciona con fuerza de
Ley
Artículo 1°.- La presente ley tiene por objeto regular la tenencia de perros
potencialmente peligrosos y crear el registro de propietarios de los mismos, cuyo fin es
la preservación de la vida y la integridad física de las personas y demás animales.
Art.2°.- Se establece como autoridad de aplicación de la presente ley al Ministerio de
Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad u organismo que lo reemplace
en el futuro.
Art.3.- A los fines de la presente ley, se consideran “perros potencialmente peligrosos“
los perros que pertenezcan a las siguientes razas: pit bull terrier, staffordshire bull
terrier, american staffordshire terrier, dogo argentino, fila brasileño, tosa inu, akita inu,
doberman, rottwiller, bullmastiff, dogo de burdeos, bull terrier, gran perro japonés,
mastin napolitano, presa canario, ovejero alemán, cane corso y aquellos adiestrados
para el ataque.
Asimismo, tienen tal consideración los cruces entre las razas mencionadas o con otras
razas obteniendo una tipología similar, a saber: más de 20 kilogramos de peso,
perímetro torácico entre 60 y 80 centímetros, cabeza voluminosa y cuello corto, fuerte
musculatura, mandíbula grande y boca profunda y resistencia y carácter marcado.
Art. 4°. - Crease el Registro de Propietarios de Perros Potencialmente Peligrosos de la
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el cual deberá llevar un registro de los propietarios
de perros de las razas y características detalladas en el artículo 3º de la presente ley y
otorgar los permisos de tenencia de los mismos a los solicitantes.
Art.5°.- El Registro creado en el artículo precedente, deberá consignar los datos
personales del solicitante de la autorización para la tenencia de perros potencialmente
peligrosos y requerir la información que sea necesaria para individualizar al perro cuyo
permiso de tenencia ha sido requerido. A tales fines, se abrirá una hoja registral por
cada perro que sea inscripto, la cual contendrá la información relativa al animal, en la
que constarán los datos de su propietario o sucesivos propietarios. Se otorgará una
copia de la misma al propietario y un número de registro, el que deberá figurar en la
chapa de identificación del animal.
La hoja registral se cerrará con la muerte del animal, hecho que deberá ser denunciado
por su propietario ante el Registro.
Art.6°.- La tenencia de perros potencialmente peligrosos queda sujeta al cumplimiento
de los siguientes requisitos:
a) Solicitar la inscripción en el registro antes que el perro cumpla los tres meses de
vida;
b) Identificar al perro mediante la colocación de un collar con una chapa identificatoria
en la que deberá constar el nombre del propietario y el número de inscripción en el
registro;
c) Deberán llevarlos por la vía pública provistos de bozal y sujetos con una correa corta
de un máximo de dos metros no extensible.
d) En propiedades privadas se deberá garantizar un cerramiento adecuado para
proteger a las personas que desde el exterior se acerquen a ellas.
e) Queda prohibido y será pasible de sanción considerada falta gravísima el abandono
de los perros alcanzados por la presente ley.
f) Comunicar de inmediato al Registro cualquier tipo de incidente en el que el perro
registrado haya generado daños y/o perjuicios a su propietario o a un tercero, el cual se
hará constar en la hoja registral
g) Comunicar de inmediato al Registro la cesión, robo o pérdida del perro, haciéndose
constar tal circunstancia en su correspondiente hoja registral, sin perjuicio de que si el
perro pasase a manos de un nuevo propietario de manera gratuita u onerosa, éste
deberá renovar la inscripción en el Registro.
Art.7°.- Todo incidente producido por un perro potencialmente peligroso, en el cual
tomen conocimientos las autoridades administrativas o judiciales, se debe hacer
constar en su hoja registral. Para ello, la autoridad que tome conocimiento del hecho
debe comunicarlo dentro de las 48 horas mediante nota de estilo al Registro.
Art.8°.- Todo perro considerado potencialmente peligroso cuyo propietario no tenga
residencia habitual en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, está sujeto a lo
establecido en la presente Ley cuando se hallare dentro del territorio de la Ciudad,
salvo lo relativo al requisito de inscripción en el Registro.
Art.9°.- Los dueños o tenedores de perros considerados potencialmente peligrosos
deberán contar con seguro de responsabilidad civil que cubra los gastos de los daños o
lesiones que puedan producir los mismos a terceros.
Art.10.- Para el caso de incumplimiento de las disposiciones contenidas en la presente
ley, será de aplicación el Código de Faltas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
-Ley 451 o la norma que en el futuro lo reemplace. Las multas se graduarán entre las
500 a 2000 unidades fijas. La reincidencia es sancionada con el doble del máximo de la
multa, sin perjuicio de que, en caso de que el propietario no diera inmediato
cumplimiento a la ley, se proceda al secuestro del animal, hasta que el propietario se
allane a la norma.
Cláusula Transitoria Primera: a partir de la fecha de entrada en vigencia de la presente
ley, los propietarios de perros potencialmente peligrosos, tienen un plazo de ciento
ochenta (180) días para registrarlos y cumplir con lo establecido en la presente Ley.
Art. 11.- Comuníquese, etc. Moscariello - Perez


Buenos Aires, 18 de enero de 2012

En virtud de lo prescripto en el artículo 86 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires, y en ejercicio de las facultades conferidas por el artículo 8º del Decreto
Nº 2343/98, certifico que la Ley Nº 4.078(Expediente Nº 2.397.349/11), sancionada por
la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en su sesión del día 1º de
diciembre de 2011 ha quedado automáticamente promulgada el día 13 de enero de
2012.
Regístrese, publíquese en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires, gírese copia
a la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por intermedio de la
Dirección General de Asuntos Legislativos y Organismos de Control, y para su
conocimiento y demás efectos, remítase al Ministerio de Ambiente y Espacio Público.
Cumplido, archívese. Clusellas

Blog abogados-i

Buscar en el Blog